Bootcamp: Posee tu Promesa

Sabes cuando te dicen: ¡Es hora que tu también ganes, de lo que das a los otros!

El tiempo de preparación del guerrero, es para meditar en las enseñanzas, para aplicar el conocimiento y para impregnar mi espíritu con SU AMOR. Cuando Dios me promete que me va a llevar a una tierra prometida, que va sanar mis heridas y me va restituir el doble de lo que me robaron. No tiene que ver con cosas materiales en lo absoluto. Digo eso es parte de los beneficios (cosas materiales) de haber entrado en la Victoria de Dios.

Kelaiah fue mi regalo en el momento más oscuro de mi vida, ya había aceptado a Jesús y le había dejado entrar a mi “sala”, pero de momento parecía un infierno. Bueno a decir verdad Jesús no estaba precisamente arrellenao y tirao viendo TV en mi “sala”; mas bien estaba como “Meastro Limpio“; limpia que te limpia, por eso el infierno que experimenté en aquellos años. mesa-comedor_sala-regadaPara que yo no me olvidará de quien estaba limpiando, me regalo una guerrera: Kelaiah. Yo no supe que hacer con ella, hasta finales del año pasado (2016). O sea pasaron casi tres años sin saber que hacer con el regalo. Hellooooo!?!?!?! Sí a veces Dios te da unos regalos increíbles y uno ofuscado con el ajetreo del diario vivir; ¡que ni idea pa’ qué eso funciona!

Así que luego que mi “sala” se fue poniendo en orden, Jesús me fue enseñando algunos términos para que me fuera tomando las cosas con calma. Por ejemplo Dios me ofreció un tierra prometida (promesa que le hizo Dios a Abraham), pero me dijo: “Mira que te mando a que te esfuerces y sea muy valiente”. (Josue 1:9). Tierra prometida es una vida llena de abundancia, de gozo y de paz. Pero tengo que poseerla… Poseer significa dominar, señorear, administrar, cambio de mentalidad. Poseer en la Biblia es reconocer mi debilidad como ser humano y reconocer quien es el que me dio vida, (Salmos 103:13-14) aún cuando yo no la merezco. Ése, es el que me manda a poseer… De mi parte tengo que sacudir todo ese lastre, sucio difícil que tiene unos residuos en mi mente. Tengo que visualizar una mañana brillante antes de vivirla. De eso se trata poseer la tierra prometida. Poseer las promesas que Dios me ofreció, aún cuando lo que vivía era un infierno. Ahora vivo las promesas porque cambie mi mentalidad de escasez, penumbra y desolación a uno llena de amor, alegría, esperanza y paz.

portada_oficial

Ahora Kelaiah brilla más fuerte que nunca, le permití a Jesús hacer los cambios necesarios en mi “sala”,  desde luego me siento más liviana y cómoda con mi nuevo regalo. Ahora estoy lista para poseer mi Tierra Prometida y compartir mi regalo con los demás: Kelaiah Warriors®: El secreto de la semilla, estará para la venta este próximo 25 de enero.

Regístrate para ser el primero en recibir noticias

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s