vídeo Llama Azul

Soy la niña hermosa que jugaba entre las cajas de aquel desordenado domingo. Te reconocí entre el campanario de la vieja iglesia que estaba cerca de mi hogar. Allí en la ajetreada mañana, mamá preparaba los deliciosos pancakes que me gustaban tanto y yo me sumergía en mi mundo imaginario que compartía con mis muñecas y cajas que se transformaban en barcos piratas, carros tirados a caballos y mis meñiques que vivían entre las lozas del piso. Aún supe que era el día de regresar a tu casa…

No fui. Un día tuve el suficiente valor para pedirle a mamá que pusiera en su lista interminable de cosas por hacer: que me llevara a tu casa. Fue la primera vez que mentí para poder ser parte de aquel grupo de jóvenes que pasarían un fin de semana junto a ti… y yo pasaría los próximos 5 años amándote cada vez más.

Mi vida cambió drásticamente y de niña fui mujer.  ¡Cuanto dolor ha pasado, tantas lunas
sin ti! No supe volver a tu casa, las risas, juegos y aires desenfrenados me dejaron exhausta, moribunda, lejos del calor que encendía mi llama azul… Huí de ti, de tu casa, de tus paseos, corrí valle abajo, me escondí lejos para no saber que tu existías. Lloré amargamente, mi euforia explotó en los pasados años, mi vida no fue linda, ni graciosa, no era ajetreado, más bien… Se convirtió en un espiral que no tuvo fin. Un día desesperada intenté tomar yo el control, mi barco se estrelló ahí encontré esta hermosa y bella melodía que me recordó quien fue mi verdadero amor…


One Power by Daniel Nahmod

Respiré lentamente, sentí como regresabas a mi. Mi cuerpo inerte, sombrío, cada instante volvió a coger tu calor, volví a respirar. No supe quien fue el autor de tan hermosa verdad, años más tarde volví a encontrar mi amor. Gracias al suave piano tocado con la delicadeza que se toma a una muñeca de porcelana, volví mi mirada a ti, nuevamente. Aún yacía en el lecho, pero tuve fuerzas para volver, para soñar y estar junto a ti hasta el fin.

Me tomó mucho tiempo entregar mi voluntad a tus pies, ha sido una batalla feroz. Estar sola esperando que algo mágico me devolviera mi sonrisa, mi alegría, mi sueño. Corrí muchos mares, me enfrenté a las peores batallas, tu no estabas… Me vi lejos desarraigada, sin luz, apagada, estuve muerta…

Aún tenía esa melodía en mi recuerdo el viejo toca disco llegó a cumplir su último encargo; tocar melodías que volvieran a encontrar a su niña hermosa. Una noche de terribles tempestades regresé a la casa desecha, sin esperanza para volver a encontrar vida… La frialdad de aquella oscura y desértica habitación. El viejo toca disco se encendió para tocar dos hermosas, bellas y grandes pasiones que solo cumplirían la voluntad de mi Padre…


Te Seguiré by Yashira Guidini

Regresé a tus pies aquella misma noche, mis lágrimas limpiaron mi pasado mi vida fue restaurada en aquel mismo instante. La hermosa niña brilló y brilla su habitación, su llama arde con fuerza. Me di cuenta que lo que has usado para mantenerme no es la voz, sino el suave toque de tu música para enamorar a tu niña amada. Aquí estoy lista para caminar, ser tu guerrera… Mi Padre y yo estamos juntos nuevamente…

Texto ©Kathia Alsina 2015 — PRONTO Libro El Espiral de la Transformación Creativa

Si te gusto comparte, se luz para otros como lo fueron para mi!!! Utiliza los #tags: #transformatecreando #kathiaalsina

Under The Veil by Adlan Cruz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s